LIBRO DE LA SEMANA “Problemas de identidad” de Carlos Zanón (vuelve Pepe Carvalho)

Sinopsis de Carvalho: problemas de identidad:
Sin saber bien cómo ni por qué, Carvalho anda desgarrado entre Barcelona y Madrid. En Barcelona le quedan los restos de su tribu y el despacho en el que sigue trabajando. En Madrid anda perdido en el laberinto de una mujer casada con un prohombre de la política nacional, y que le ha desestabilizado más de lo que consiguió nadie antes. Quizá se está haciendo viejo o le asaltan —como al propio país— problemas de identidad a todos los niveles: ¿quién eres, Carvalho?, ¿qué quieres?, ¿qué buscas? Estamos en 2017 y las placas tectónicas de la sociedad parecen moverse de un modo inédito. Los problemas de siempre, la desaparición de una prostituta o una vieja amiga que acude en busca de ayuda por un sangriento crimen familiar. En lo personal, la complicidad con Biscúter pasa por horas bajas, y su salud no es la mejor noticia del momento.

 

Y sigue odiando la música moderna y quemando libros.

El escritor Carlos Zanón, el responsable de resucitar al mítico detective Pepe Carvalho en su novela Problemas de identidad, confesó ayer que desde el primer instante en que recibió el encargo tuvo claro que «quería hacer un libro con Carvalho, pero no de Vázquez Montalban». Zanón afrontó la oferta que le hicieron como «un reto» y se puso en la situación de «lo que es habitual en el mundo de los cómics, hacer nuevos libros de un personaje, como pasa con Supermán». En cualquier caso, el miedo escénico ha surgido en los últimos días previos a su lanzamiento, ayer, en librerías y «no tanto cuando acepté el encargo o cuando lo escribía». Confiesa Zanón que al principio muchos le aconsejaron que no afrontara el reto y relata algunas razones: «Yo ya había empezado una carrera, había fichado por Salamandra y si salía mal me podía lastrar».

Pero finalmente se decantó por la tentadora oferta porque «me permitía hacer por primera vez una novela policial y, además, nunca había trabajado con un personaje ni tampoco la había escrito en primera persona, y con un argumento que se moviera entre dos ciudades». Era tentador, añade, «la posibilidad de trabajar en un blockbuster (taquillazo), como si a un director de cine le proponen hacer un Indiana Jones». En Problemas de identidad, Carvalho anda desgarrado entre Barcelona y Madrid: En Barcelona le quedan los restos de su tribu y el despacho en el que sigue trabajando, y en Madrid está perdido en el laberinto de una mujer casada con un prohombre de la política nacional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies